Home > Archivo > 12 - 2003 > Una selección de máximas de Montini del libro de Leonardo Sapienza
PABLO VI
Sacado del n. 12 - 2003

Maestro de la palabra

Una selección de máximas de Montini del libro de Leonardo Sapienza



por Giulio Andreotti


Leonardo Sapienza, Paolo VI, Maestro della Parola, Gabriele Corbo Editore, Ferrara, 2003, 746 págs., 29,41 euros

Leonardo Sapienza, Paolo VI, Maestro della Parola, Gabriele Corbo Editore, Ferrara, 2003, 746 págs., 29,41 euros

Me quedé muy sorprendido y admirado cuando supe que el padre Leonardo Sapienza había escrito un glosario de máximas sacadas de los discursos y apuntes de Pablo VI (no de las encíclicas, que son trabajos colegiales) sin la ayuda del ordenador, como, en cambio, hizo el grupo del padre Busa con las Summae de santo Tomás de Aquino.
Es un libro extraordinario. Aparecen en orden alfabético los vocablos más diversos en los que se detuvo la atención del papa Montini, con una profundidad extraordinaria y una increíble capacidad de síntesis.
Históricamente colocado entre dos papas carismáticos, Juan XXIII y (salvo el paréntesis de Luciani) Juan Pablo II, no es fácil hacer un cuadro emblemático de Pablo VI. Se le llegó a definir indeciso, no comprendiendo su profundo respeto por su interlocutor, su finura de espíritu, su actitud para escuchar y su reluctancia por las respuestas poco caritativas.
Sin forzar la lectura de su vida podemos seguirla según el esquema con el que había ordenado el modelo de formación de los universitarios católicos: lectura del Evangelio, rezo de las Horas, atención rigurosa por la formación profesional, sobre todo en las disciplinas en las que los otros se había atrincherado y dominaban (Física y Filosofía). Pero igual atención se ponía en el contacto con los pobres, siguiendo el modelo de las Conferencias de San Vicente.
En los arrabales nos llamaban los señoritos, aunque materialmente no disponíamos de mucho y podíamos dar sólo consejos y algunas clases privadas. Pero en la FUCI, sobre todo, regía la primacía de la amistad, comenzando por una relación espléndida con los asistentes eclesiásticos. En la tragedia de Aldo Moro afloró esta solidaridad profunda de nuestro viejo Maestro que, cambiando de tema, todos los años el 8 de septiembre dedicaba algunas horas a Jean Guitton (lo había hecho también con Maritain, aunque menos intensamente).
Invitado por monseñor Fisichella a presentar el libro del padre Sapienza en la Universidad Lateranense, junto con el cardenal Sodano y el vaticanista del Corriere della Sera, Accattoli, no he podido hacer otra cosa que anotar las palabras que más me han impresionado. Las transcribo

ACCIÓN CATÓLICA
Deseamos que la Acción Católica vuelva a tomar vigor y adquiera nueva capacidad de atraer almas generosas, espíritus jóvenes y fuertes, hombres y mujeres de pensamiento y acción, católicos deseosos de ser escuchados y valorados para la animación cristiana de la sociedad moderna.
(25 de julio de 1963)

AGUA
¡Oh! el agua, terrible, si enemiga, próvida y bendita, si amiga.
(4 de julio de 1976)

ALEGRÍA
Cristo, recordemos, es la alegría.
(19 de abril de 1972)
AMOR
A la violencia homicida y destructora responded con el amor activo y universal, a la desesperación emergente contraponed vuestra vida anclada en el Evangelio de Jesucristo “nuestra esperanza”.
(4 de junio de 1978)
La inauguración de la Galería de arte sagrada moderna en los Museos Vaticanos el 23 de junio de 1973

La inauguración de la Galería de arte sagrada moderna en los Museos Vaticanos el 23 de junio de 1973


ARTE
El arte sacro es una señal sensible de cosas y bellezas escondidas.
(24 de febrero de 1965)

CAPELLANES MILITARES
La bondad de vuestros métodos pastorales, la eficacia de vuestro ministerio, la necesidad de vuestra función de formadores de almas, de maestros, de guías, de amigos, de confidentes, llamados a desempeñar una misión estrictamente sacerdotal, en el ambiente especial en el que os halláis.
(12 de abril de 1972)

CAPITOLIO
El Papa en el Capitolio. Se trata de un regreso; Nos no somos forasteros aquí dentro. Nos no tenemos ya ninguna soberanía temporal que afirmar aquí. Conservamos de ella el recuerdo histórico, como el de una secular, legítima y, en muchos aspectos, próvida institución de tiempos pasados; pero hoy no sentimos por ella ninguna añoranza, ninguna nostalgia, y menos aún ninguna secreta veleidad reivindicatoria.
(16 de abril de 1966)

CARÁCTER
Esta vez estamos de acuerdo con el carácter de nuestro siglo, que es un carácter operativo; a veces la Iglesia lo estimula y lo precede.
(9 de octubre de 1974)

COMERCIANTES
Sois hombres de palabra; de palabra sincera, leal, firme, unívoca, para dar a vuestra conciencia un recuerdo precioso. Sed razonables y moderados a la hora de buscar los beneficios en vuestros servicios y evitad especulaciones indiscretas.
(10 de abril de 1965)

CONCIENCIA HISTÓRICA
Es hermoso y es un deber escuchar la voz de los siglos, cuando esta voz es mensaje que se transmite fielmente de una generación a otra.
(15 de mayo de 1966)

CONCILIO
Por ahora el Concilio no nos ha dado en muchos sectores la tranquilidad deseada, sino que más bien ha suscitado turbaciones y problemas, no inútiles, por supuesto, para el incremento del Reino de Dios en la Iglesia y en las almas; pero no hay que olvidar que este es un momento de prueba. Quien es fuerte en la fe y en la caridad puede gozar de esta prueba.
(15 de julio de 1970)

CONFORMISMO
¿Está perdido el sentido moral? No, esperemos que no. Pero nosotros, los cristianos, los católicos, debemos corregir la fácil inclinación al conformismo ideológico y práctico de la cultura que nos rodea y a la inepta sugestión de que para ser modernos hay que comportarse “como los demás”.
(14 de julio de 1971)

CONSERVADORES
No se puede ser progresistas sin ser conservadores.
(27 de junio de 1973)

CRISIS
Si hoy en el mundo hay crisis, es la de la esperanza, la de la ignorancia de los fines por los que merece la pena emplear la enorme riqueza de medios de los que la civilización moderna ha enriquecido, pero también ha recargado, la vida humana.
(22 de febrero de 1968)

CRISTIANISMO
El cristianismo no es pesimista.
(24 de febrero de 1971)

El cristianismo no es fácil, especialmente en nuestros días.
(8 de agosto de 1973)

DANTE
Pese a interpretaciones unilaterales y no serenas, que quisieron convertir a Dante en el precursor de un indeterminado laicismo rebelde ante-litteram, el sumo poeta es honor de la Iglesia; es hijo de la Iglesia.
(31 de enero de 1966)

DESPEDIDAS
¡Adiós! Hasta que nos volvamos a ver, por la misericordia de Dios, en el paraíso.
(2 de agosto de 1969)

DIÁLOGO
El diálogo no puede ser una insidia táctica.
(19 de marzo de 1965)

DUDA
Estamos como asfixiados por la duda; una duda sistemática y negativa, que casi nunca es búsqueda verdadera, sino más bien indiferencia y demolición, reducción al mínimo de las certezas de la fe.
(7 de julio de 1971)
Pablo VI abrazando al patriarca greco-ortodoxo Atenágoras durante su histórica visita a Turquía el 25 
de julio de 1967

Pablo VI abrazando al patriarca greco-ortodoxo Atenágoras durante su histórica visita a Turquía el 25 de julio de 1967


ECUMENISMO
ão crear una frontera, sino abrir una puerta; no cerrar un diálogo, sino tenerlo abierto; no echar en cara errores, sino buscar virtudes; no esperar a quien desde hace cuatro siglos no viene, sino ir a buscarlo fraternalmente.
(8 de marzo de 1964)

ESCUCHAR
Hay que saber escuchar. No se asombre nadie de esta invitación insistente. Somos pésimos interlocutores. Se admite más la llamada civilización de la imagen que la comunicación del pensamiento y de la palabra.
(26 de febrero de 1967)

EUROPA
Todos vemos que el gran problema de Europa es el de su efectiva y orgánica unificación, en el respeto, es más, en el interés de cada una de las naciones, que desde hace tiempo tienen clara y definida su personalidad étnica y cultural.
(23 de febrero de 1969)

GUERRA
La guerra no resuelve los problemas, sino que crea otros nuevos y más complejos. La salvación está en la negociación franca, honesta, leal.
(24 de junio de 1965)

HAMBRE
Nos no dudamos en renovar, adaptándolo, el llamamiento que lanzamos desde la tribuna de las Naciones Unidas: ¡Nunca, nunca jamás la guerra!, decíamos entonces y ahora decimos: ¡Nunca, nunca jamás el hambre!
(9 de noviembre de 1974)

HUMANISMO
Nuestro humanismo se hace cristiano, y nuestro cristianismo se hace teocéntrico; por lo que podemos hacer la siguiente enunciación: para conocer a Dios hay que conocer al hombre.
(7 de diciembre de 1965)
Pablo VI charlando con su amigo filósofo Jean Guitton en Castelgandolfo

Pablo VI charlando con su amigo filósofo Jean Guitton en Castelgandolfo


IGLESIA
La Iglesia no pide privilegios, pero no elude los problemas ni falsea la verdad: está llamada a servir al hombre, y como tal lo ilumina y lo llama.
(21 de mayo de 1976)
JÓVENES
Os saludo, jóvenes del tiempo nuevo, jóvenes de vuestro tiempo.
(23 de julio de 1972)

JUVENTUD
¡Hola, juventud!
Juventud, ¿eres feliz? Escuchábamos la respuesta: sí, porque estoy en el camino que sube. Ánimo, entonces. ¡Adelante! El cuerpo está en la plenitud de su eficiencia, pero domado por la energía y por la virtud del espíritu.
(27 de agosto de 1972)

LAICOS
No sois eremitas retirados del mundo para dedicaros mejor a Dios. Es en el mundo, en la acción donde debéis santificaros.
(15 de octubre de 1967)

Pablo VI saludando a un grupo de jóvenes al final de una audiencia

Pablo VI saludando a un grupo de jóvenes al final de una audiencia

LAICISMO
El laicismo, es decir, el propósito de prescindir de Dios, es la fórmula que hoy está de moda. La suficiencia del mundo para resolver por sí mismo sus problemas, para darse su propio equilibrio, su propia moral se afirma hoy con características tan seguras y perentorias que hace paradójica, por no decir vana y anacrónica, la inserción de la Iglesia en el proceso de la vida moderna.
(28 de mayo de 1968)

LIBERTAD
No es la religión la que sofoca la libertad; sino la falta de libertad la que sofoca la religión.
(22 de marzo de 1975)

La Iglesia sólo necesita y desea justa libertad.
(21 de junio de 1976)

MUERTE
La muerte es siempre grande, profunda y oscura, como un océano nocturno.
(2 de noviembre de 1966)

La muerte es siempre un hecho grave y misterioso.
(22 de agosto de 1972)
El Papa con los pobres del barrio Tondo de Manila, al final de su viaje a Filipinas de noviembre de 1967

El Papa con los pobres del barrio Tondo de Manila, al final de su viaje a Filipinas de noviembre de 1967


NÓMADAS
En todas partes donde os detenéis, os consideran inoportunos y extranjeros; y así os comportáis con timidez y temor; aquí no, aquí sois bien recibidos, aquí os esperamos, saludamos, celebramos.
(26 de septiembre de 1965)

ONU
Os reconocéis y distinguís unos y otros para reunir los unos con los otros. Constituís un puente entre pueblos. Que nadie, en su calidad de miembro de vuestra unión, sea superior a los demás; que no esté uno sobre el otro. No sois iguales, pero aquí estáis como iguales. Nunca jamás los unos contra los otros; ¡jamás, nunca jamás! Contra la guerra y para la paz. Trabajáis con fraternidad para poner a los Estados en condiciones de trabajar los unos para los otros.
(4 de octubre de 1965)

OPTIMISMO
Hay tanto bien posible en el mundo, y hay tanto mal posible en el mundo que el destino de la humanidad parece inexorablemente comprometido. Nosotros aún somos optimistas.
(21 de junio de 1978)


Permisivismo
Vivimos en una sociedad permisiva, que parece no conocer límites. El resultado está a la vista de todos: el vicio se extiende en nombre de una mal entendida libertad, que, ignorando el grito indignado de las conciencias rectas, escarnece y conculca los valores de la honestidad, del pudor, de la dignidad, del derecho ajeno, es decir, esos valores sobre los que se rige toda sociedad civil ordenada.
(3 de octubre de 1976)

PROTESTA
Está de moda la “protesta”, es decir, la saciedad, el disgusto, la rebelión por una sociedad imperfecta y satisfecha sólo de sí misma, sin ideales transcendentes, que pueda recibir, sostener y perfeccionar continuamente las aspiraciones del hombre, consolar su dolor, alimentar sus esperanzas.
(8 de septiembre de 1968)

RECUERDOS
Antaño, Nos lo sabemos, las familias se reunían el día de Todos los Santos alrededor del fuego, probaban el vino nuevo y pelaban las castañas cocidas, rezaban juntos el Rosario; y luego hablaban, susurraban, con voz dulce y buena. ¿Te acuerdas? ¿Te acuerdas?
(1 de noviembre de 1965)

REFORMA LITÚRGICA
Antes bastaba asistir, ahora hay que participar; antes bastaba la presencia, ahora se requiere atención y acción; antes algunos podían echarse una cabezadita e incluso charlar; ahora no, hay que escuchar y rezar.
(17 de marzo de 1965)

RENOVACIÓN
La Iglesia necesita renovación.
(8 de noviembre de 1972)

TIEMPO
¿Qué es el tiempo, si no una carrera hacia al muerte?
(12 de febrero de 1964)
Nochebuena de 1972. Pablo VI con los obreros en el túnel del monte Saratte durante las obras de la línea ferroviaria Roma-Florencia

Nochebuena de 1972. Pablo VI con los obreros en el túnel del monte Saratte durante las obras de la línea ferroviaria Roma-Florencia


TRABAJADORES
Muy a menudo en los ambientes de trabajo se siente la opinión contraria: la Iglesia no tiene simpatía por la gente que trabaja, que tan a menudo es la gente de las clases humildes, la gente común. La Iglesia, dicen, no nos conoce, la Iglesia está con los ricos, con los poderosos. La Iglesia es conservadora, la Iglesia predica los deberes de los débiles y los derechos de los fuertes. La Iglesia se ocupa de los valores morales y religiosos, y no se interesa de los valores económicos y temporales. La Iglesia cuida sus intereses, sus privilegios; es avara, es egoísta, no piensa en nosotros. Trabajadores, subordinados, explotados, abandonados.
(1 de mayo de 1972)
UNIVERSIDAD
La universidad es la alta escuela de los cerebros, es el taller de las ideas, es el laboratorio superior del saber tanto en su expresión racional y espiritual como en su pedagogía formativa de la clase dirigente. Por eso la universidad es institución de suma importancia y de interés general y popular.
(16 de enero de 1977)

VATICANO
Se podría comparar este centro de la catolicidad, que llamamos el Vaticano, a uno de esos aparatos que registran las oscilaciones, las sacudidas, las catástrofes de un determinado complejo territorial o mecánico que ponemos bajo control. ¡Cuántas tristes indicaciones llegan cada hora a este manómetro central!
(29 de enero de 1964)

VIDA MODERNA
Hay que observarla, hay que conocer la vida moderna: es un deber nuevo, que nos hace salir de la costumbre (¡no queremos decir de la tradición!), del empirismo, del formalismo consuetudinario. Hemos de ser mejores conocedores de las almas, de los espíritus de nuestro tiempo.
(19 de junio de 1971)


No ha sido fácil para mí entresacar las máximas que acabo de transcribir de los 683 títulos que el padre Sapienza ha sacado de los dieciséis volúmenes (21.781 páginas) de los Insegnamenti di Paolo VI. Ninguna de ellas contiene conceptos genéricos, superficiales, repeticiones. El título es de lo más apropiado: Pablo VI, Maestro de la Palabra.
Es una fuente inagotable de meditación, propósitos y quizá también de annoranzas.


Italiano English Français Deutsch Português